gastronomía húngara tradicional

Cuando viajamos, la gastronomía tradicional del país cobra un interés especial, ya que nos permite sumergirnos de lleno en su cultura y tradiciones, al mismo tiempo que nos hará descubrir sensaciones nuevas.

Hoy vamos a hablaros de la deliciosa gastronomía húngara; de sus orígenes y características principales, así como os presentaremos algunos de sus platos tradicionales más conocidos.

ORÍGENES E INFLUENCIA DE LA GASTRONOMÍA HÚNGARA

La influencia más importante en la gastronomía húngara ha sido, en primer lugar, la austríaca, y, en segundo término, la francesa; ésta última, debido a los cocineros franceses contratados por la aristocracia húngara recién liberada a raíz de la formación del Imperio Austro-Húngaro en 1867. Fue en el último tercio del Siglo XIX, en paralelo al período de esplendor que estaba disfrutando Budapest, cuando la gastronomía húngara fue “europeizada”; durante esa etapa la influencia extranjera era bien aceptada y mezclada con la cocina tradicional húngara.

La base de la gastronomía tradicional de los campesinos húngaros ha sido tradicionalmente una salsa contundente hecha de una mezcla de harina y manteca de cerdo, conocida como rántás. Generalmente, este rántás se veía favorecido por el añadido de sabores fuertes, de ahí la proliferación del pimiento rojo paprika en muchos de los platos húngaros.

verduras-hungaras

Aunque el paprika hoy en día constituye una de las señas de identidad de la gastronomía húngara, su aparición en la gastronomía magiar es relativamente reciente, ya que se remonta a la segunda mitad del Siglo XVIII.

Realmente, el paprika había llegado a Hungría durante la etapa de ocupación turca, en los Siglos XVI y XVII; pero empieza a ser conocido como el “pimiento turco” y cultivado solo como una planta ornamental, al ser considerado erróneamente como venenoso. Debido a los embargos comerciales durante las Guerras Napoleónicas del Siglo XVII, que hicieron inviable el acceso a las reservas de pimiento, el paprika comienza a ser producido masivamente en la soleada área de Szeged, al sur de Hungría, con fines ya propiamente culinarios.

Post relacionado:  7 Souvenirs auténticos que puedes comprar en Budapest

 

7 PLATOS TÍPICOS DE LA GASTRONOMÍA HÚNGARA TRADICIONAL

A continuación, te presentamos 7 platos típicos que no te puedes marchar de Budapest sin haberlos probado:

Gulyásleves (Goulash)

goulash

Un menú típico húngaro siempre empieza por una sopa. Si hay un plato, en este caso sopa, nacional en Hungría, éste debería ser considerado el goulash (gulyásleves); una deliciosa mezcla de carne, verduras y pimiento paprika, tradicionalmente cocinado en una pota sobre un fuego al aire libre. Toma su nombre de los gulyás o pastores de la Gran Llanura húngara, que solían cocinarlo en sus largas travesías cuidando del ganado. Hay muchísimos lugares en Budapest para disfrutar de un buen goulash, y aunque visites la ciudad en verano, esto no debería ser una excusa para no probar esta rica sopa.

Meggyleves

Esta sopa de cereza ácida es otra alternativa ideal para el verano, una auténtica delicia cuando el calor aprieta. Es ligeramente dulce, y está hecha con crema agria, azúcar y cerezas frescas enteras.

Halászlé

Otra de las sopas tradicionales es esta de pescado, hecha a base de carpa capturada en los ríos Danubio y Tisza. Una vez más, aquí nos encontramos el típico pimiento paprika que le aporta ese apetecible tono rojizo.

Csirke paprikás

Csirke-paprikás

El pollo al pimentón lleva todos los ingredientes que caracterizan a la gastronomía popular húngara: pimiento paprika, cebolla, ajo, pimiento verde, tomate, pollo y crema de harina. Se sirve acompañado de ñoquis de huevo o pasta.

Lecsó

Muchos países tienen su propia versión de este plato, como por ejemplo el ratatouille francés. El lecsó húngaro está hecho a base de vegetales estofados, entre los cuales predomina el tomate, el pimiento amarillo y la cebolla, y espolvoreados con sal y paprika. Los amantes de la carne, suelen añadirle trozos de salchicha, aunque la versión original no las incluiría. Normalmente se sirve acompañado de pan y un poco de crema agria. Debido a que las opciones que no incluyen carne no abundan en la gastronomía húngara tradicional, ésta es una buena opción para vegetarianos que visiten Hungría.

Post relacionado:  Descubre los Bares de Ruina en Budapest

Lángos

Lángos

El lángos es una masa con forma de pizza frita con abundante aceite, que se sirve con una importante variedad de rellenos; incluyendo casi siempre un aliño de aceite y ajo, crema agria y queso rallado. Es habitual encontrarlo en los diversos mercados de la ciudad, especialmente en el Mercado Central de Budapest.

Porkölt

porkölt

En Hungría es conocido el dicho de que “no hay un verdadero domingo sin porkölt”. Literalmente, porkölt quiere decir estofado, y este plato está hecho a base de carne de ternera, cerdo, cordero o pollo (dependiendo de la región donde sea elaborado). Aunque especialmente bueno está el estofado de pato  (kacsapörkölt) que puedes disfrutar en uno de los numerosos puestos de comida tradicional del Mercado de Hold utca en las inmediaciones de la Plaza de la Libertad. Es cocinado con cebolla, paprika y otras especies; y nuevamente acompañado de una de las guarniciones más populares en Hungría, los ñoquis de pasta.

Kacsapörkölt

 

LA GASTRONOMÍA TRADICIONAL, UNA EXPERIENCIA IMPRESCINDIBLE EN BUDAPEST

 A pesar de su infalible presencia en la mayoría de los platos tradicionales, y su parecido físico con una guindilla; realmente, el pimiento paprika es más bien inofensivo, ya que habitualmente no pica. Si no eres amigo del picante, deberás vigilar más de cerca los pimientos de color amarillo o verde que suelen aparecer como “adorno” de algunos de los platos.

Además, el paprika es una importante fuente de Vitamina C. De hecho, un divertido episodio doméstico relacionado con estos pimientos rojos, una noche de otoño de 1932 en casa de Albert Szent-Györgyi, permitió a este médico y fisiólogo de Budapest (galardonado con el Premio Nobel de Medicina en 1937) sintetizar y descubrir la Vitamina C.

Post relacionado:  7 Souvenirs auténticos que puedes comprar en Budapest

La carne es fundamental en la gastronomía húngara, con una amplia variedad que incluye desde aves de corral  a ternera o cerdo; incluyendo también la carne de caza. Al mismo tiempo, el clima continental de Hungría permite la cosecha de deliciosas verduras, que aparecen tanto como guarniciones o como elemento principal de alguno de los platos.

embutidos-de-cerdo

En definitiva, la cocina tradicional húngara es un fiel reflejo del clima del país, su pasado medieval nómada, y las influencias de sus vecinos y respectivas minorías étnicas. Durante nuestras visitas guiadas por Budapest os enseñaremos los lugares ideales donde probar alguna de estas especialidades que no os dejarán, con toda seguridad, indiferentes.

Os damos las gracias por seguir nuestro blog; y confiamos que este artículo haya servido, además de para abriros el apetito, para descubrir un poco más a fondo la gastronomía húngara tradicional. Si es así, no dejéis de compartirlo en las redes sociales.

Antes de despedirnos… ¿habéis probado ya alguna de nuestras sugerencias? ¿Cuál es vuestro plato húngaro favorito? Contádnoslo en la sección de comentarios. Hasta pronto, nos vemos en Budapest!

 

 

¿Te ha gustado?
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *