Nave Raimondina de la Catedral de Saint-Etienne

Hoy vamos a presentaros uno de los edificios más representativos de Toulouse, la Catedral de Saint-Étienne. Se encuentra situada en la parte Este de la antigua ciudad medieval, y en sus inmediaciones se encontraba en el pasado una de las 4 puertas principales que daban acceso al recinto amurallado.

EL QUARTIER DE SAINT-ÉTIENNE

La catedral se encuentra situada en el barrio (quartier) del mismo nombre, Saint-Étienne. Este área experimentó un fuerte crecimiento de población durante el Siglo XVIII,  especialmente el arrabal del exterior de la muralla, que dobló su población durante esa etapa.

Era atractivo venirse a vivir aquí debido a la proximidad del Canal de Midi, y la gran actividad que tenía éste durante aquella etapa. De esta manera, en este barrio residían un importante porcentaje de los nobles y aristócratas de la ciudad de Toulouse. Prueba de esta relación entre el Canal y el Quartier de Saint-Étienne es el hecho de que Paul Riquet, el impulsor de esa innovadora obra de ingeniería fluvial, esté enterrado en el interior de la Catedral.

ORIGEN DE LA CATEDRAL DE SAINT-ÉTIENNE

Según la mayoría de los historiadores que han investigado sobre este edificio, la Catedral de Saint-Étienne se construyó sobre la base de una capilla edificada en el siglo III por San Saturnino (durante el período de hegemonía romana) y reconstruida por San Exuperio ciento cincuenta años después. Resulta difícil comprobar estos datos ya que no se han realizado excavaciones.

En el Siglo XI, el obispo Isarn decide restaurar el edificio pre-existente y construir una iglesia románica más grande. Este nuevo templo sería consagrado en 1096 y poseía probablemente las mismas dimensiones de la nave “Raimondina” actual.

Posteriormente sería renovada de nuevo. Primero, siguiendo los patrones del gótico meridional característico de Occitania;  y más adelante añadiéndole una nueva nave en los siglos XIII y XIV. En la actualidad, se puede constatar que se trata de un proyecto inacabado debido a la falta de recursos.

PARTES Y ARQUITECTURA DE LA CATEDRAL DE SAINT-ÉTIENNE

Tanto desde el exterior como si accedemos al interior de la Catedral, se puede apreciar que este edificio es un sorprendente collage formado por dos partes bien diferenciadas:

Exterior de la Catedral de Saint-Étienne

Exterior de la Catedral de Saint-Étienne con sus dos partes bien diferenciadas

LA NAVE “RAIMONDINA”

Esta parte supuestamente fue ordenada construir por el Conde de Toulouse Raimundo VI en 1222, como una iglesia de una sola nave. La intención era  facilitar la labor del predicador, con una gran bóveda y contrafuertes macizos, en estilo gótico meridional.

Precisamente, en septiembre de 1216, Raimundo VI, apoyado por su hijo Raimundo VII y toda la nobleza de la Provenza habían hecho una entrada triunfal en Toulouse. Habían liderado una guerra de reconquista contra los cruzados (los ejércitos del Papa de Roma y de los vasallos del Rey de Francia), que se refugiaron aquí, en la Catedral de Saint Etienne, y en el Castillo Narbonés.

El conde Raimundo VI tuvo una vida azarosa. Como decíamos, primero apoyó a los cátaros y fue excomulgado. Posteriormente, se vio obligado a apoyar a la Cruzada contra estos “herejes”. Cuando murió en 1222, Roma se negó a que tenga una sepultura cristiana debido a esa mencionada excomunión.

Como veis, no se puede entender la ciudad si olvidamos el importante legado que le han dejado los cátaros en Toulouse.

EL CORO GÓTICO

Si procedemos a entrar por la plaza Saint-Étienne, descubriremos una majestuosa nave de arquitectura gótica. Desde allí podremos vislumbrar el coro, que se encuentra en un eje diferente al de la nave “Raimondina”.

Se empezó a construir en 1275 por orden del Obispo Bertrand. En esta parte del edificio se aprecian con claridad los elementos propios del gótico francés predominante: vistosos arbotantes, arcos apuntados y bóvedas ojivales.

Esta construcción muestra un lenguaje expresivo. Se buscaba una mayor espaciosidad y entrada de luz, para lo que fue necesario derribar los antiguos muros.

La idea inicial cuando se proyecta la parte del coro gótico es que sustituyera también a la parte de la nave gótica meridional, y ocupara gran parte de la plaza que queda delante de su entrada (teniendo forma de ángulo, en este lado del edificio)

Durante la revolución de los hugonotes se produjo la desaparición o mutilación de la mayoría de las escenas de los tímpanos.

Coro gótico en el interior de la Catedral de Saint-Ètienne

Parte del coro gótico en el interior de la Catedral de Saint-Ètienne

Buenos, pues ya sabéis, no podéis marcharos de Toulouse sin visitar su Catedral. Para conocer todos sus entresijos, lo mejor es que os animéis a hacer el Free Tour Toulouse Imprescindible de Soutours. En el enlace anterior podéis hacer directamente vuestra reserva.

Muchas gracias de nuevo por animaros a leer nuestro blog. Si os ha gustado este artículo, por favor compartidlo en las redes sociales. Os esperamos en Toulouse!!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *