rio-danubio-parlamento-de-hungria

Hoy vamos a hablaros del río de Budapest, el Danubio. Este río riega varios cientos de kilómetros en Hungría, actuando incluso como larga frontera con Eslovaquia. Pero, sin duda, una de las imágenes más icónicas de todo su recorrido la conforma en la ciudad de Budapest.

 

CONOCIENDO EL RÍO DANUBIO

El río Danubio es el segundo más largo de toda Europa, con 2850 km de longitud, sólo superado por el Volga; y es muy importante tanto en términos comerciales como ambientales, contando con una variada biodiversidad en sus aguas y riberas.

La Selva Negra Alemana es su lugar de nacimiento, concretamente Donaueschingen, un pueblo que se encuentra al suroeste del estado de Baden-Württemberg. Atraviesa Europa de oeste a este, y su curso discurre por 10 estados diferentes: Alemania, Austria, Eslovaquia, Hungría, Croacia, Serbia, Rumanía, Bulgaria, Moldavia y Ucrania.

Desemboca en el Mar Negro en forma de delta creando una imagen espectacular, solo a la altura de un río de su categoría.

rio-danubio

 

LA IMPORTANCIA DEL DANUBIO EN EL ORIGEN DE LA CIUDAD

Hoy día, Budapest es una de las ciudades más atractivas y visitadas de toda Europa, y su historia está necesariamente ligada al río Danubio. Antiguamente el río separaba –y desde 1873, une– las tres antiguas ciudades que hoy forman una sola, Budapest:

 

Óbuda

Es la parte más desconocida y menos visitada, pero la más antigua de las tres que forman Budapest. Fue fundada en el siglo I d.C. por los romanos, quienes la bautizaron como Aquincum. En la actualidad todavía se pueden visitar los restos de esa ciudad romana de 35 000 habitantes, tanto en el propio Museo de Aquincum, como en el paso subterráneo debajo de la intersección de Flórián tér.

Fö tér constituye el punto más popular de Óbuda, con interesantes museos en sus inmediaciones como el Museo Vasarely, o agradables terrazas como Kobuci Kert que celebran multitud de conciertos al aire libre durante el verano. Si por el contrario, viajas a Budapest en invierno, en la plaza principal de Óbuda (Fö tér) podrás disfrutar de un fabuloso mercado de Navidad, con una divertida pista de patinaje sobre hielo incluida.

Post relacionado:  10 lugares imprescindibles para visitar en Budapest

 

Buda

El Castillo de Buda fue fundado en la orilla oeste a mediados del siglo XIII por el rey Béla IV. La proximidad del río fue una de las claves para que fuera elegido este emplazamiento, y además permitió que durante el siglo XV se convirtiera en una de las ciudades más prósperas de Europa, gracias a los comerciantes que llegaban navegando por las aguas del Danubio.

Precisamente, se cree que su nombre estaría relacionado directamente con el río; ya que, aunque el origen no está completamente determinado, la teoría aceptada mayoritariamente es que Buda derivaría del término eslavo “voda”, que quiere decir “agua”.

 

Pest

Pest es la más extensa de las tres partes que forman Budapest. Concentra la mayoría de la actividad económica y social de la ciudad. Algunos de sus edificios más representativos están indisolublemente ligados al río Danubio:

El Parlamento de Hungría se encuentra a orillas del río. Construido entre 1885 y 1904, es el segundo más grande de Europa y, sin duda, la joya más valiosa de la ciudad de Budapest.

El origen de la Basílica de San Esteban está ligado con unas terribles inundaciones provocadas por el desbordamiento del río Danubio en 1838. En ese momento, muchos habitantes de la antigua ciudad de Pest tienen que abandonar sus casas, ante el peligro que representaba la crecida del río, y se van a refugiar en un pequeño promontorio que se encontraba en el lugar donde hoy está situada la Basílica. Una vez las aguas vuelven a su cauce, se construye una pequeña iglesia, consagrada en honor a San Leopoldo (patrón austríaco, ya que todavía estábamos en la etapa del Imperio Austríaco) en agradecimiento a la ayuda divina recibida para salvarse de la furia del río. Posteriormente, entre 1851 y 1904, esa primera iglesia se transforma en la Basílica actual, que es consagrada en honor a San Esteban, patrón de Hungría.

Otro de los edificios más emblemáticos de esta parte de la ciudad, el Mercado Central, también se encuentra en las proximidades del río. Antiguamente, sus tenderos se aprovisionaban para sus puestos con productos que eran transportados directamente desde el muelle de la orilla del Danubio a través de una pequeña vía de vagones.

Post relacionado:  Qué ver en Budapest en 3 días

 

LOS PUENTES DEL RÍO DANUBIO

Cuatro son los puentes más conocidos que cruzan el Danubio a su paso por Budapest, todos ellos tuvieron que ser reconstruidos en la segunda mitad del Siglo XX, debido a que habían sido muy afectados por la Segunda Guerra Mundial:

 

Széchenyi lánchid (Puente de las Cadenas)

rio-danubio-puente-de-las-cadenas

Sin duda el más simbólico de todos. Inaugurado en 1849, poco tiempo después de que los austríacos acabaran con la Revolución húngara de mediados del Siglo XIX. Es el primer puente permanente que atravesaba el río Danubio. Anécdota curiosa la que protagonizaron sus leones de piedra de la entrada, pero no podemos darte más pistas…te lo resolvemos durante nuestro Free Tour!!

 

Margit híd (Puente de Margarita)

rio-danubio-puente-de-las-cadenas

Construido entre 1872 y 1876, y diseñado por el arquitecto francés Ernest Goüin. Tiene más de 600 metros de largo, y nos permite el acceso, a través de una pasarela, a la Isla Margarita.

 

Szabadság híd (Puente de la Libertad)

Inaugurado en el año 1896, originariamente había sido bautizado como el Puente de Francisco José, en honor al marido de Sissi Emperatriz. Como el emperador es mucho menos querido en Hungría que su mujer, posteriormente se le cambió el nombre.

 

Si cruzamos de Pest a Buda, nos permite el acceso a las Termas Géllert, y a la colina del mismo nombre. A su entrada todavía conserva las antiguas cabinas de peaje, hoy en desuso.

 

Erszébet híd (Puente de Isabel)

Construido entre 1897 y 1903, está dedicado a la Emperatriz Sissi, uno de los personajes más queridos en Budapest.

Su lugar de emplazamiento es bastante sorprendente y, sobre todo, polémico; ya que, en su salida a la parte de Buda nos encontramos con una curva muy pronunciada, debido a la presencia justo enfrente de la colina Géllert. Esto fue debido a que un noble de Budapest a finales del Siglo XIX tenía terrenos a ambos lados del río y maniobró hábilmente para convencer al gobierno local de que el puente se debía construir justo ahí; pudiendo vender esos terrenos a un precio muy superior al que realmente tenían, por lo que esta hazaña se podría considerar como un auténtico pelotazo urbanístico del momento.

Post relacionado:  Mercado central de budapest

Otros cuatro puentes que nos encontramos a las afueras de Budapest son: el Puente de Petofi, el Puente de Árpád, y los más modernos Puente Rákóczi y Puente Megyeri.

 

CÓMO DISFRUTAR HOY EN DÍA DEL RÍO DANUBIO

La ribera del río Danubio es uno de los tres lugares de ciudad de Budapest declarados como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, junto con el Castillo de Buda y la Avenida Andrássy. Pasear por cualquiera de sus dos orillas es uno de los principales atractivos de la ciudad.

Cualquier viaje a Budapest que se precie debe incluir un paseo en barco por el río. Lo más recomendable es realizar el trayecto una vez que se ponga el sol, para disfrutar de todo el esplendor de la ciudad con sus edificios iluminados. La mayoría de los embarcaderos los encontrareis en la orilla de Pest, entre el Puente de las Cadenas y el Puente de Sissi. Aunque también tenéis la opción del barco del transporte  público de Budapest (BKK) que os permite descender o remontar el río Danubio por un importe de 750 HUF.

Otra posibilidad es la línea 2 del tranvía que hace un recorrido espectacular por la orilla del Danubio, pasando incluso por el centro de la Plaza del Parlamento y justo al lado del Memorial a los Zapatos.

rio-danubio-tranvia

Y para aquellos que tengáis suerte, y podáis prolongar vuestra estancia en Budapest durante al menos cuatro o cinco días, no hay mejor plan para una de esas jornadas que la visita a Szentendre, un pequeño y pintoresco pueblo, famoso por sus artistas y museos, que se encuentra aguas arriba de Budapest, también a orillas del río Danubio.

Como veis, ni la historia de Budapest se puede entender sin este río; ni el Danubio puede permitirse el lujo de prescindir de la más lujosa de sus perlas, la capital de Hungría. Estamos seguros de que nada más llegar aquí y paseéis por sus orillas, rápidamente lo entenderéis.

Muchas gracias de nuevo por animaros a leer nuestro blog. Si os ha gustado nuestro artículo, compartidlo en las redes sociales. ¡Nos vemos pronto por Hungría!

¿Te ha gustado?
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *