Abadía Sainte-Foy de Conques

Disfrutar del Camino de Santiago en Francia se convierte en una experiencia que nos permite conocer realmente la esencia de nuestro país vecino. Así pues, id preparando vuestra capa y sombrero de peregrino, y haciendo acopio de bastón y conchas de vieira, porque lo que os proponemos a continuación es un auténtico reto de superación.

ORIGEN DE LA PEREGRINACIÓN A SANTIAGO

A mediados del Siglo I antes de Cristo, dos hombres partieron en un pequeño barco desde Gaza (Palestina). Sus nombres eran Teodoro y Atanasio, y con ellos llevaban los restos de su maestro Jacobo. Después de una terrible travesía marítima, llegaron a la costa de Galicia; y remontaron un hermoso río, hasta llegar a un lugar conocido como Iria Flavia.

Continuaron su viaje a pie hasta una pequeña y desconocida aldea romana, que sería recordada para siempre. Una vez allí, escogieron el lugar idóneo para enterrar los restos de su maestro, construyendo un rudimentario mausoleo.

El bosque creció y cubrió la tumba donde descansaba Jacobo, posteriormente conocido como Santiago, durante unos 800 años. De repente, un día, unas extrañas luces en medio de una noche oscura llamaron la atención del eremita Paio; quien, asustado ante el descubrimiento del antiguo mausoleo, corrió a buscar ayuda junto a Teodomiro, el obispo de Iria Flavia.

Inmediatamente, Teodomiro quiso comprobar si su intuición era correcta. Partió hacia el lugar del hallazgo, confirmándose que allí estaba la tumba del Apóstol Santiago (Jacobo). A su lado estaban las tumbas de sus discípulos Teodoro y Atanasio, que habían sido también enterrados allí posteriormente.

El rey Alfonso VI fue rápidamente informado; comenzando un largo viaje a pie desde el Norte de España. Así, se convirtió en el primer peregrino en llegar a los que hoy se conoce como Santiago de Compostela, inaugurando, de manera inconsciente, el Camino Primitivo.

EL CAMINO DE SANTIAGO EN FRANCIA

Cuatro son las vías o posibilidades para recorrer el Camino de Santiago en Francia. Revivir la travesía de los peregrinos medievales que atravesaban los Pirineos para llegar a Santiago de Compostela se convierte en una experiencia única. Destacan, por su belleza, los dos itinerarios que se encuentran más al Sur: la Vía Podiensis y la Vía Tolosana.

VÍA TOLOSANA

La Vía Tolosana o Camino de Arles es el más meridional de los Caminos que atraviesan Francia en dirección a Santiago de Compostela. Parte de Arles, en el valle del Rhône, y se compone de un total de 33 etapas hasta llegar a Somport. Este itinerario jacobeo ya estaba mencionado en el Siglo XII en el Códice Calixtino. En la actualidad se encuentra señalizado como GR 653.

Una de sus paradas obligadas es la ciudad de Toulouse. Esta ciudad presenta un rico patrimonio monumental, y es conveniente hacer un alto de al menos un día en nuestro camino para disfrutar de ella en todo su esplendor. En este enlace os dejamos algunas sugerencias para conocerla con mayor profundidad.

En Toulouse, desde el descubrimiento de la tumba del Apóstol Santiago, siempre ha sido característico el paso de los peregrinos por la Basílica de Saint-Sernin, uno de los monumentos más destacados de la ciudad.

viajar a Toulouse

La Basílica de Saint Sernin es uno de los edificios más imponentes de la arquitectura románica de Occidente

De hecho, al lado de esta basílica, se construyó en 1075 un pequeño hospital reservado para personas con pocos recursos y peregrinos que llegaban a Toulouse haciendo el Camino de Santiago. Este hospital fue impulsado por Raymong Gayrard, y financiado por el Conde de Toulouse. En la actualidad, se encuentra allí el Museo de Arqueología, conocido como el Museo de Saint-Raymond.

VÍA PODIENSIS

El Camino de Le Puy o Vía Podiensis es el principal camino de peregrinaje que atraviesa Francia, y la más importante de las vías de peregrinación medievales europeas. Está señalizado como GR-65. Consta de un total de 29 etapas, entre Le Puy y Saint-Jean-Pied-de Port; y la primera peregrinación documentada fue la del obispo Godescalc entre los años 950 y 951.

Durante este recorrido, podemos tener la posibilidad de hacer parada en pueblos de una extraordinaria belleza como Conques, Estaing, Cahors o Lauzerte; todos ellos situados a no demasiada distancia de la ciudad de Toulouse.

Estaing

El pequeño pueblo de Estaing, a orillas del río Lot, es una de las agradables sorpresas que nos esperan en la Vía Podiensis

VÍA LEMOVICENSIS

La Vía Lemovicensis, Camino de Vézelay o Vía Lemosina pasa por Limoges, de donde toma su nombre; aunque tiene como punto de salida a la Abadía de la Madeleine en Vézelay. Durante la Edad Media, los peregrinos que optaban por este itinerario solían proceder de Bélgica, Las Ardenas, Lorena o de la Campaña, para reunirse en la esplendorosa abadía románica donde comienza.

Al llegar a Asquins tiene dos opciones de itinerario. La variante Norte pasa por la La-Charité-sur-Loire, Bourges y Châteauroux; mientras la otra va más al Sur, cruzando Nevers, Saint-Pierre-le Moûtier y Neuvy-Saint-Sépulchre. Después de 39 etapas, se une en Ostabat, cerca de Saint-Jean-Pied-de-Port, con la Vía Turonensis; y en la Encrucijada de Gibraltar ambas convergen con la Vía Podiensis para seguir el itinerario hacia Santiago de Compostela.

Saint-Jean-Pied-de-Port

Saint Jean Pied de Port es un lugar mítico de reunión de peregrinos en el Camino Francés

VÍA TURONENSIS

La Vía Turonensis o Camino de Tours es la más septentrional de las vías del Camino de Santiago en Francia. Parte de la Torre de Santiago en París y tiene un trazado sencillo; recorriendo mayoritariamente llanuras cultivadas con maíz, girasol y viñedos, así como numerosos bosques y las riberas de ríos tranquilos.

Antiguamente, París era punto de reunión de peregrinos llegados del Norte de Europa, o de las regiones francesas de Bretaña y Normandía.

Tiene una señalización correcta, con las clásicas flechas y conchas de vieira, y buena parte de su recorrido coincide con la ruta GR -655. Debido a sus características, recorrerla en bicicleta también es una buena opción. Cuenta con un total de 37 etapas hasta llegar a Saint-Jean-Pied-de-Port, y entre otros lugares atraviesa Orleans, Tours, Poitiers y Burdeos.

 

Independientemente de cuál sea la vía de peregrinación que elijáis para recorrer el Camino de Santiago en Francia, ésta será una aventura que dejará una huella imborrable en vuestras memorias. Si optáis por la Vía Tolosana, recordad que os estaremos esperando en Toulouse con los brazos. Aquí os dejamos el enlace para que podáis reservar nuestro Free Tour Toulouse Imprescindible, y así descubrir toda la riqueza patrimonial y gastronómica de la Ciudad Rosa.

Si os ha gustado nuestro artículo con el reto que hoy os proponemos, hacédnoslo saber en la sección de comentarios, o compartidlo en las redes sociales. Muchas gracias por seguirnos y hasta pronto!!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *