Hôtel d´Assezat Toulouse

EL AZUL PASTEL EN TOULOUSE

Hoy vamos a hablaros del azul pastel en Toulouse. Puede resultar paradójico que en la Ciudad Rosa haya sido un pigmento de color azul el que haya forjado su fama durante el Renacimiento.

Toulouse debe en parte su brillante patrimonio arquitectural a los comerciantes que hicieron fortuna gracias al azul pastel. Poderosos e influyentes, estos negociantes se libraron a una competición encarnizada. ¿Quién sería aquel que construiría la vivienda más lujosa? ¿Quién de ellos levantaría la torre más alta?

ESPLENDOR DEL COMERCIO DEL AZUL PASTEL EN TOULOUSE

Los comerciantes tolosanos vieron cómo se llenaban sus arcas a medida que el azul pastel se convertía en el color de moda en el siglo XVI. Esa fortuna se refleja en los hôtels particuliers, esos espléndidos palacetes construidos en la ciudad en esta época y que siguen adornándola con sus maravillosas fachadas.

Entre los más de 70 hôtels particuliers que engalanan la ciudad de Toulouse, destaca especialmente el Hôtel d´Assezat. Este maravilloso palacete renacentista tardío se construyó por encargo de un rico comerciante, Pierre d´Assézat (1515-1581), cuya actividad se desarrollaba principalmente en el puerto de la Daurade, el principal puerto de mercancías del Garonna en Toulouse.

Del diseño del edificio se ocupó Nicholas Bachelier, el arquitecto tolosano más importante del Renacimiento, que había sido el artífice del Pont Neuf junto a Louis Privat. La decoración del patio está inspirada en los patios del Louvre.

Desgraciadamente, Pierre D´Assezat no pudo disfrutar en vida de este maravilloso edificio. ¿Quieres saber las razones? Te las contamos en nuestro Free Tour Toulouse Imprescindible, donde, por supuesto, visitaremos este impresionante palacete. Aquí te dejamos el enlace para que reserves directamente.

PROCESO DE ELABORACIÓN DEL TINTE AZUL PASTEL

El tinte azul pastel se obtiene a partir de las hojas del glasto, una planta que, al contrario de lo que podría parecer, tiene las flores de color amarillo. Pertenece a la familia de las crucíferas y alcanza alrededor de 1 metro de altura. Sus hojas contienen una sustancia que es capaz de colorear las telas de un tono azul incomparable.

La producción del glasto tuvo muchísima repercusión en Occitania durante el Renacimiento, consolidándose como el cultivo claramente mayoritario en el área comprendida entre Toulouse, Albi y Carcassonne. Esta región se conocía por aquel entonces como el “Triángulo de Oro”.  Toulouse pasó de ser un núcleo regional a una ciudad cosmopolita, y se convirtió en el puerto desde el que se enviaban los cargamentos de este producto a todo el mundo. Esta época dorada toulousana abarcaría desde 1463 hasta 1560.

Para obtener la tintura se usaban las hojas, con las que se formaban unas bolas denominadas cocagnes, fácilmente transportables. Se necesitaba una tonelada de hojas para conseguir 2 kg de pigmento puro. Para que el proceso de coloración sea efectivo, se sumergen las telas en un bidón con las cocagnes diluídas. Posteriormente, el tinte completo es adquirido gracias al proceso de “oxidación” al entrar en contacto con el aire. Para ello se ponen a secar durante un tiempo.

Azul pastel

El tinte azul pastel se obtiene a partir de las cocagnes elaboradas con las hojas del glasto

DECLIVE DEL COMERCIO DEL AZUL PASTEL

Las Guerras de Religión (1562-1598) provocan un cambio de contexto, introduciendo una situación de gran inestabilidad, para nada favorable a esos prósperos y previos intercambios comerciales.

Pero, sobre todo, fue la entrada de un fuerte competidor desde el Siglo XVII la que apagó ese período de esplendor. De Oriente llegaría por mar una nueva planta de la que también se extrae el azul, el Índigo, mucho más económico, y que desplazaría por completo al azul pastel.

SIGLO XIX: LA VUELTA A ESCENA

Desde hace unos años, el colorante que fue el orgullo y la panacea del Suroeste francés vuelve a estar presente y, además, de diferentes maneras. El azul pastel ha recuperado parte de su esplendor gracias al esfuerzo de algunos apasionados  para volver a cultivarlo, y así aprovechar diferentes propiedades naturales, colorantes o cosméticos. Vestidos, lápices de pastel para el dibujo, pinturas de decoración e incluso aceite de baño: el pastel sería capaz de hacernos ver la vida de color azul.

Una de las más originales e innovadoras es a través de los productos de Graine de Pastel, una empresa creada por Carole García y Natalie Juin. Han sabido aprovechar la riqueza en ácidos grasos esenciales (los famosos Omega 3, 6 y 9) que posee el aceite de las semillas de esta planta, para aplicarlas al cuidado de la piel. Así, han ido desarrollando toda una gama de productos de cosmética natural (jabones, geles, leche hidratante, bálsamos, cremas, aceites corporales…) que siguen, además, pautas ecológicas en todo el proceso de producción. Cuentan tanto con tiendas de venta directa al público en Toulouse, París, Albi y Carcassonne; así como con la opción de hacer pedidos online.

Otro ejemplo es la La Fleurée de Pastel, que  ocupa la planta baja del hôtel Delfau, en pleno centro de Toulouse, uno de esos magníficos palacetes residenciales antaño construidos por los comerciantes del azul pastel.

En esta emblemática boutique, podéis encontrar  toda una gama de productos artesanales fabricados con azul pastel: artículos de seda, algodones, joyas, acuarelas o tintas.

Muchas gracias de nuevo por seguir nuestro blog. ¿Os ha parecido interesante nuestro artículo? Sí es así, por favor compartidlo en las redes sociales. Para saber más sobre el azul pastel, lo mejor es que vengáis a nuestro Free Tour Toulouse Imprescindible. Aquí os dejamos de nuevo el enlace para reservarlo. Ya sabéis, os esperamos en Toulouse!!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *