bares-ruina-Szimpla-Kert

Hoy te vamos a hablar de los bares de ruina de Budapest. Si por algo es conocida esta ciudad, además de por su belleza y rico patrimonio arquitectónico, es por el cálido y acogedor ambiente festivo que la caracteriza.

 

En el Distrito VII de la ciudad de Budapest, conocido popularmente como el Barrio Judío, encontrarás la mayor concentración de bares, cafés y restaurantes de toda la ciudad. Pero si por algo es famosa esta área es por sus bares de ruina, “romkocsma” que sería el nombre real en húngaro, una de las muchas razones para visitar Budapest. Los bares de ruina son un fenómeno original de la ciudad, y como tal, debe ser experimentado en primera persona.  Así qué… ¿a qué estás esperando?

 

Historia de los bares de ruina de Budapest

El Barrio Judío de Budapest tiene una historia turbulenta, y una consecuencia de esto ha sido que, en 1991 y 1992, poco más de dos años después de la caída del régimen comunista en Hungría, se produce la privatización del mercado inmobiliario. Un gran número de viviendas que estaban en manos del Estado son puestas a la venta, provocando una gran movilidad de población de unas áreas a otras de la ciudad. Hasta ese momento, cambiar de residencia para las familias de a pie había sido una empresa tremendamente complicada, como resultado de esa propiedad estatal de las viviendas.

Lo que sucede a partir de entonces, es que hay inversores que se compran viviendas en el Barrio Judío, uno de los que las ofrecían a precios más bajos de todo Budapest, con la intención de utilizarlas como inversiones especulativas a largo plazo, y sin ninguna prisa por acometer reformas. Los edificios deberían haber sido renovados con anterioridad a su puesta a la venta, ya que los nuevos propietarios o no querían o no podían asumir los costes de esas necesarias renovaciones. Así, cuando se produce la llegada del nuevo milenio, muchos de estos bloques de viviendas (la mayoría con un siglo de antigüedad) se encontraban casi o completamente vacíos, y en un estado de importante deterioro.

De esta manera, la tendencia de aquel entonces en la ciudad, imparable decadencia y escasez de fondos públicos, contribuye a crear una única simbiosis entre lo nuevo y lo viejo, dando origen a los bares de ruina, un fenómeno único de la ciudad de Budapest. Lo que lo hace aún más único es la concentración de estos locales en un área reducida, el Barrio Judío, y sobre todo, el hábito de visitar más de uno en la misma noche.

En la primavera del año 2002, grupos de jóvenes de Budapest van a poner en práctica una idea revolucionaria e innovadora. Van a alquilar patios de viviendas y apartamentos vacíos, los llenan con mobiliario usado y chatarra, y los van a transformar en los pubs más básicos que cualquiera se podría imaginar. Las rentas que pagaban eran bajas, pero al mismo tiempo, permitían a los propietarios de los inmuebles que sus edificios no fueran desmantelados por los ladrones de ladrillos. Así, estos bares de ruina se empiezan a llenar de artistas, intelectuales, estudiantes, o simplemente noctámbulos con ganas de pasar un buen rato y recreando la atmósfera de los años 70 hasta la llegada de los primeros rayos de sol de la mañana.

Una segunda oleada de apertura de estos locales se produciría con la crisis económica mundial y el colapso de Lehman Brothers en 2008.

Los primeros bares de ruina tenían una atmósfera fresca, punk e incluso insolente; y entre ellos destacaba el Szimpla, el más exitoso de todos, superviviente de la primera etapa, y convertido hoy en un punto de referencia de la vida nocturna de la ciudad.

 

4 bares de ruina que no puedes perderte en Budapest

 

  1. Szimpla Kert

bares-ruina-Szimpla-Kert

Situado en el número 14 de Kazinczy utca, y reconocible por los ladrillos al descubierto de su fachada, que lo convierten con diferencia en la fachada más deteriorada de toda la calle, el Szimpla ofrece un amplio abanico de posibilidades, para ser disfrutado a diferentes horas del día, o de la noche. El mercado de productos típicos del domingo por la mañana es un claro ejemplo de ello. Nada más entrar en el local, simplemente sigue recto para encontrarte los primeros puestos de este mercado, donde, el aroma de los productos artesanales como quesos o mermelada casera, pan, embutidos, etc… rápidamente te conquistará. También podrás probar bacon o salchichas de cerdo Mangalica, criado de manera tradicional en Hungría, o un cuenco de goulash, el plato nacional húngaro. A plena luz del día, el domingo por la mañana puede ser el momento ideal para contemplar la original decoración interior del local.

Si por el contrario, eres más de disfrutar el Szimpla en horario de tarde o incluso de madrugada, quizás estudiar en profundidad la decoración del local no será tu principal objetivo, y sí disfrutar de su amplia variedad de cervezas (incluso tiene una de elaboración artesanal propia), vinos u otros destilados más contundentes. Entre estos últimos destacan el Pálinka y el Unicum, las bebidas nacionales por excelencia, para las cuales alguien que ha nacido o se ha criado de verdad a orillas del Danubio siempre va a encontrar un sinfín de argumentos y razones de peso para disfrutar de ellas en distintos momentos del día. Por algo sería que al Emperador José II, ya en Siglo XVIII, su médico de cabecera le recetaba esa extraña pócima que dio origen al Unicum para calmar sus ardores de estómago…

Durante nuestro Tour del Siglo XX: Barrio Judío y Comunismo realizamos precisamente nuestra parada de descanso el Szimpla Kert.

 

  1. Anker´t:

bares-ruina-Anker´t

Un poco más “escondido”, situado en el número 33 de Paulay Ede utca, el Anker´t es lugar habitual de congregación de jóvenes expatriados en la ciudad de Budapest y de celebración de eventos culturales como reuniones de poesía. Cuenta con uno de los patios al aire libre más grandes de estos bares de ruina y un diseño minimalista, que crean una atmósfera única.

 

  1. Ellátó Kert:

bares-ruina-Ellátó-Kert.

Situado en la misma calle Kazinczy (núm 48) del Szimpla, también con un patio exterior y platos de comida mexicana se encuentra el Elláto Kert. Es el lugar ideal para disfrutar de un ambiente relajado, y también uno de los bares de ruina más visitado por la población local.

 

  1. Fogas Ház

bares-ruina-Fogas-Ház.

En Akacfá utca 58, nos encontramos el Fogas Ház, cuya traducción literal al español sería “La Casa de los Dientes”. Este nombre es debido a un antiguo cartel de más de 100 años de antigüedad encontrado en la primera reforma llevada a cabo en el edificio, y que anunciaba reparaciones dentales. Con diversas pistas de baile de diferentes estilos de música en su interior, el Fogas sin duda constituye el lugar de referencia para aquellos que deseen alargar sus horas de diversión hasta bien entrada la madrugada.

Te agradecemos una vez más que hayas leído nuestro blog. Si este artículo ha servido para despertar tu curiosidad acerca de los bares de ruina de Budapest, por favor, compártelo en las redes sociales. Si ya has viajado a la ciudad, no nos creemos que no hayas visitado alguno de estos locales. Así que, ¿cuál de estos 4 bares de ruina es el que más te ha gustado? Háznoslo saber en la sección de comentarios.

 

Post relacionado:  Tour Siglo XX: Barrio Judío y Comunismo
Descubre los Bares de Ruina en Budapest
5 (100%) 2 vote[s]
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *